Volver al menú de Artículos de InvestigaciónArtículos de Investigación


La renovación de las coplas de la aurora en la sevilla de 1920. un curioso artículo de la épocaa renovación de las coplas de la Aurora en la Sevilla de 1920. Un curioso artículo de la época.

El Coro de la Hermandad de los Humeros interpretando coplas de CampanillerosTras la primera gran época de los Rosarios de la Aurora y sus coplas de campanilleros en la segunda mitad del siglo XIX, hubo una indudable crisis en los años finales de la centuria y primeros años del XX en que muchos cortejos salían de manera intermitente o simplemente se extinguieron y con ellos la tradición de las coplas de campanilleros. Sin embargo, en la década de los 20 del siglo pasado se produce una extraordinaria revitalización en Sevilla y su provincia: no sólo se reorganizaron antiguos Rosarios, sino que se crearon otros nuevos bien de madrugada, bien ya matutinos como los actuales.

Uno de estos cortejos fue el de los Humeros, coincidiendo con la gran renovación de la Hermandad por Enrique Gómez Millán en 1924, formándose un Coro de Campanilleros con estatuto propio al año siguiente, aunque sin duda ya funcionaba informalmente, que integraba a 12 socios, jóvenes y mayores, que tocaban los siguientes instrumentos: campanillas, panderetas, castañuelas, triángulos, cántaro, tubos de caña y aparato de cascabeles. Su director era García Ocaña y gozó de un gran prestigio en Sevilla, gozando de un rico repertorio de coplas, muchas originales y que la actual agrupación coral de la Hermandad está recuperando felizmente. Sobre este coro me remito a la monografía que la Hermandad está pronta a publicar.

Gracias a Salvador Naranjo González-Pola, gran investigador de las coplas de la aurora, ha llegado a mis manos un artículo aparecido en 1924 en "El Noticiero sevillano" un artículo bajo el seudónimo de Don Cecilio de Triana en verso, crítico y con mucha ironía sobre el gran auge que el fenómeno de los "Campanilleros" tenía en Sevilla y su provincia. Es un texto que constata, por un lado, la recuperación de esta práctica tradicional que había caído en decadencia a comienzos de siglo, pero, por otro la falta de originalidad, limitándose los nuevos coros a imitar lo antiguo, prestando poco cuidado a las formas en una especie de "moda" que hizo proliferar en exceso este uso.

En este artículo se hace mención expresa al Coro de nuestra Hermandad como uno de los más conocidos en la época.

"ESTÁN DE MODA LOS CAMPANILLEROS"

Pues señor; aquí las cosas

o se hacen o no se hacen.

Tiene usted alguna idea

que no se le ocurría a nadie

y como dé resultado

le copian en el instante.

De Campanilleros, típicos,

resucitó un coro alguien

porque era serio y antiguo,

clásico y emocionante.

Resultó y a los tres meses

ya había tres semejantes,

con triángulos, guitarras

y coplas sentimentales.

Y ya este año tenemos

Campanilleros a pares

en Sevilla y en TRiana,

Mairena del Aljarafe,

Puerta Osario, los Humeros

y Castilleja y Tomares.

Organizarlo es sencillo;

se reunen diez compadres,

cpon una alpargata, un cántaro,

varias voces de sochantre,

una bandurria, un triángulo

y un rayador, y es bastante.

Se ensaya en cualquier taberna

de cualquier barrio; y se sale

a cantar las coplas típicas

por plazoletas y calles.

Lo que al principio, fue cosa

digna de resucitarse,

el abuso ha convertido

en unas vulgaridades,

cual son, diez socios pegando

berridos y tristes ayes,

mientras una campanilla

suena lenta e incansable,

igual que cuando uno llama

a la cancela y no abren.

Bueno que resuciten

las costumbres populares,

y que haya "Campanilleros".

Mas, ¡que puedan escucharse!

Que a los coros conocidos

sabemos que han de sumarse

otros nuevos; campanillas

suenan ya por todas partes;

hasta en el Ayuntamiento

nos han dicho que el alcalde

formará un "Coro

de Campanilleros municipales"

para animar esos plenos

cuando algún "Don Gastón" hable.

Y, en fin, tomará el abuso

una proporción tan grave

que émulos de Reguera

Revoltoso, y otros grandes

artistas de la Alameda

que presenten pronto es fácil

una murga titulada

"Campanilleros Frescales"

(Publicado en la revista "Humeros" en mayo de 2005)

 Carlos José Romero Mensaque

Pulse para imprimir el Articulo

Ir al inicio de esta página

 

© El Rosario en Sevilla 2004. - Carlos J. Romero Mensaque